imágenes de cabecera
18 abril, 2015

TAPA LIBRODesde el observatorio de adolescentes y jóvenes tenemos el agrado de presentarles la reciente aparición de nuestro libro colectivo: “Políticas penales y políticas de seguridad dirigidas hacia adolescentes y jóvenes”.

En este libro se condensan los resultados de un proyecto de investigación que insumió muchos años (Proyecto Plurianual financiado por el CONICET). Esta investigación desde el mismo momento en que fue concebido, alentó la expectativa de verse plasmado en resultados que honren la producción de conocimiento sobre temas en los cuales hay gran cantidad de vacancias. Hay temas de los que decididamente se sabe muy poco, y en esta categoría de temas se encuentra el despliegue de las agencias de control social penal y las políticas penales en su conjunto.

La pretensión de este libro es la de contar sencillamente lo que el equipo de investigación que integró el proyecto realizó durante estos años en virtud de cumplir los objetivos propuestos, inscriptos en los objetivos particulares de cada uno en sus respectivas preocupaciones académicas, políticas e intelectuales. Este proyecto reconoció una ingeniería particular: los objetivos del proyecto se construyeron en función de los planes de trabajo y proyectos de tesis de cada una de las integrantes del equipo, de modo de producir a la vez el avance individual y el aporte colectivo.

El tratamiento de la niñez, la adolescencia y la juventud en la Argentina ha indudablemente sufrido en el último periodo. Solo para situar un anclaje en el tiempo,  tomaremos la ratificación de la CDN en 1990 como punto de inflexión. Desde 1990 hasta el año 2014, momento en que se está escribiendo esta obra colectiva, han tenido lugar cuantiosos eventos que sitúan a la niñez y la adolescencia en un estatuto distinto de entonces. El período consignado para la investigación arrancó en el año 2000 para su contextualización, en tanto para el trabajo analítico de prácticas y dispositivos institucionales, el inicio se situó en el año 2005 y si bien la previsión inicial era tomar hasta el año 2010, los significativos sucesos acaecidos durante los últimos años extendieron el período hasta 2012, especialmente en el ámbito de monitoreo de movimiento legislativo, de administración de justicia y de observación de espacios de encierro punitivo.

La investigación estuvo situada en las jurisdicciones de la  Ciudad de Buenos Aires y de  la Provincia de Buenos Aires.

Pronto les informaremos por esta vía la fecha y lugar de la presentación.

13 abril, 2015

Recomendamos la lectura de esta nota, publicada en MU, el períodico de la Vaca : http://www.lavaca.org/mu/mu-86-calavera-que-chilla/

Nos permitimos extraer este fragmento:

Una celda oscura, sin agua, sin baño. Una cama de metal fija al suelo. No hay luz. Sólo una rejilla de ventilación. Una cueva de 1,8 por 3 metros. Ahí estaba detenido Diego Borjas, 17 años; en el Instituto Agote, una cárcel para menores en la que sufrió quemaduras que le causaron la muerte el 2 de diciembre de 2014.

A nadie le importó.

Ni a los jueces, que postergaron su salida.

Ni al fiscal, que pidió su privación de libertad.

Ni a los defensores, que desconocieron las condiciones de detención del joven.

Ni a las directoras del Instituto, que sancionaron a Diego metiéndolo en una celda que está prohibida.

Un caso, un universo: cómo un intento de robo termina en condena a muerte. El encierro de chicos en instituciones penales: cifras, presupuestos y procedimientos que se rigen por una norma firmada por Videla.